Historia del Colegio

Historia

San Ignacio de Loyola - Fundador de la Compañía de Jesús

Fundación – 1534

Fundada en 1534, la Compañía de Jesús no tardó en llegar a América y a la Presidencia de Quito. Pero recién en 1638 se fundó un Colegio jesuita en Cuenca.

El Colegio de Cuenca se erigió con donativos de los notables de la ciudad junto a la Plaza Mayor (hoy, Parque Calderón). Sus fundadores fueron los PP. Cristóbal de Acuña (primer Rector) y Francisco de Figueroa. El Colegio funcionó hasta 1767, año en que se produjo la expulsión de los Jesuitas, de todos los territorios españoles, decretada por el Rey Carlos III.

Primera sede del Colegio Borja – 1937. Calles Gran Colombia y Luis Cordero (ver la flecha)

Regreso de los Jesuitas – 1862

La Compañía de Jesús, suprimida por el Papa Clemente XIV en 1773, fue restaurada en 1814. El Presidente Gabriel García Moreno trajo de regreso a los jesuitas a Ecuador en 1862. Siete años después se restauró el Colegio Jesuita de Cuenca con el P. Miguel Franco como Rector. El Colegio Nacional fundado por los Jesuitas es ahora el “Colegio Benigno Malo”, y fue administrado por estos hasta 1876, año en que los problemas políticos obligaron a entregarlo.

Sra. Rosa Malo vda. De Borja

Refundación del Colegio – 1937

La Sra. Rosa Malo, viuda del ilustre varón cuencano Rafael Borja, fue la gran impulsora para la refundación de un colegio jesuita en la ciudad de Cuenca. Sus insistentes peticiones datan de 1897, pero las leyes anticatólicas de la época y la falta de jesuitas, frenaron el proyecto hasta 1934. Con los bienes donados por aquella dama se fundó el Colegio “Rafael Borja” en 1937, en los predios del actual hotel “El Dorado” –propiedad de la señora Malo-.

Primera Promoción de Bachilleres - 1943

Primera promoción de Bachilleres – 1943

Dos años después, el Colegio Borja se trasladó a un local más cómodo: el edificio adyacente a la nueva Catedral de Cuenca. En 1943 se graduó la primera promoción de bachilleres, y en 1946, ante la insistencia ciudadana, se fundó el Pensionado “San Francisco de Borja”(escuela), en honor al tercer General de la Compañía de Jesús.

Alumnos fundadores de la Escuela San Francisco de Borja - 1946

 

En 1956 –Cincuentenario del Milagro de la Dolorosa- el Colegio Borja se trasladó a su tercera sede en Pumapungo. En 1959, el Pensionado Borja también encontró un mejor local, junto al templo de “El Cenáculo”, parroquia confiada a los jesuitas. En las décadas siguientes, los dos planteles fueron destacándose por su alta calidad académica y por el fervor católico que transmitían a Cuenca gracias a la devoción por la Dolorosa del Colegio.

Construcción de la cuarta sede – Colegio Borja - 1980

La cuarta sede – 1981

A finales de los 70`s, se encontraron vestigios arqueológicos de la época aborigen en Pumapungo, lo que obligó a ceder el terreno al Banco Central. Con los recursos obtenidos, la Compañía de Jesús creyó oportuno construir una infraestructura acorde a los nuevos tiempos en los predios de la quinta “Santa Rosa”, cerca de Baños. Comenzó así la construcción de la cuarta sede que se inauguró en 1981 bajo el Rectorado del P. Jorge Carrión S.J., y que coincidía con las Bodas de Diamante del Prodigio de la Dolorosa. En este hermoso complejo se unificaron la Escuela “San Francisco de Borja” y el Colegio “Rafael Borja”, surgiendo así la“Unidad Educativa Borja” (UEB).

Pabellón de aulas en la sede actual de la Unidad Educativa Borja

Centenario del Milagro de la Dolorosa  – 2006

Al cumplirse más de cien años del Milagro de Amor de nuestra Patrona, la Dolorosa del Colegio, como ayer y como siempre, la Unidad Educativa Borja ratifica su compromiso con Cuenca, formando a sus hijos para que sean HOMBRES PARA LOS DEMÀS.